Artur Mas renuncia a la política

Artur Mas renuncia a la política

Artur Mas, expresidente de la Generalitat, ha anunciado que no volverá a la primera línea política, aunque mantendrá su vinculación al PDeCAT. Además, no irá a JxCAT, con Puigdemont.

El expresidente ha afirmado que no quiere integrarse en un proyecto que significa la “separación” en el seno del soberanismo, aludiendo al partido de Carles Puigdemont, Junts per Catalunya (JxCAT).

En rueda de prensa, ha afirmado que tras 30 años de trabajar en proyectos que “buscaban la suma y la integración”, no puede acabar su trayectoria política en un proyecto que “puede llevar a la separación”.

Artur Mas también ha dejado claro que no volverá a la primera línea política pese a quedarse en el PDeCAT. Ello, pese a haber superado el periodo de inhabilitación por impulsar la consulta del 9 de noviembre de 2014.

Aun así, ha querido dejar una puerta abierta a su posible vuelta a la primera línea política “solo si necesitan mi ayuda”.

Sus intenciones ahora pasan más por “rehacer” una unidad que “no debería haberse roto”, dentro del proyecto soberanista.

Si no hay unidad en el proyecto soberanista, “nadie nos tomará en serio, ni en Madrid, ni fuera”.

El PDeCAT muestra su “respeto absoluto” a Artur Mas

Por su lado Marc Solsona, portavoz del PDeCAT, ha afirmado su “respeto absoluto” a la decisión de Artur Mas. En una declaraciones a Catalunya Ràdio, Solsona ha asegurado que desde el PDeCat “comparten” parte del análisis que ha hecho Mas. Coinciden en los “sentimientos y sensaciones” que ha expresado.

Desde el partido, y el propio Mas, se considera que la nueva formación creada por Carles Puigdemont, significa una “fractura del independentismo”.

Respecto a la última remodelación del Govern de Quim Torra, tras asegurar que “conllevara consecuencias”, finalmente no se enfrentará a president “por sentido de proyecto de país e institucional”.

En esa remodelación se ha quedado fuera del Ejecutivo catalán Angels Chacón, la única representante del PDeCAT.

Aúnque Mas no prefiere hacer nada contra Quim Torra, por respeto a la unión del soberanismo, sí le dio un pequeño tirón de orejas al recordarle que “ningún conseller de ERC quedará fuera”.

Todo ello con un trasfondo preelectoral y con unas encuestas que dan a ERC el primer puesto en Cataluña, por encima de los postconvergentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.