Armenia declara el estado de guerra

Armenia declara el estado de guerra

Armenia y Azerbaiyán han retomado este domingo sus enfrentamientos en la región de Nagorno-Karabaj. Ha sucedido con una ofensiva de la que responsabilizan el uno al otro. Una ofensiva que ha dejado un número indeterminado de víctimas. Los ataques han llevado a la autoproclamada república y a Ereván, a declarar la ley marcial, cosa que Bakú ha descartado.

Según los azeríes, los ataques comenzaban a primera hora de la mañana cuando fuerzas armenias han atacado posiciones militares y civiles de Azerbaiyán en Nagorno-Karabaj. Las mismas fuentes, afirman, que estos ataques han dejado varios muertos y heridos, aunque no han detallado cuántos.

Azerbaiyán ha considerado el ataque como una “provocación”. Sin embargo, Nikol Pashinian, primer ministro de Armenia, ha denunciado en redes sociales que fue Azerbaiyán quien ha lanzado “un ataque contra Artsakh”.

Pashinian, se refería como Artsakh a la autoproclamada república de Nagorno-Karabaj. Los ataques habrían tenido lugar contra “asentamientos pacíficos”, entre ellos, la capital, Stepanakert.

Ambas posiciones están repeliendo los ataques y las fuerzas de defensa están “resistiendo con éxito la ofensiva”, ha sostenido.

Armenia y Azerbaiyán reclutan voluntarios

Ante ese escenario, Araik Arutiunián, presidente de Nagorno-Karabaj, ha decretado la ley marcial cara a “la movilización general de las personas mayores de 18 años”. Antes, había convocado una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional.

Pashinian también ha impuesto la ley marcial y ordenado “una movilización general en Armenia”. Asimismo, ha urgido al “personal vinculado a la tropa” a presentarse en las comisarías más cercanas.

Desde Azerbaiyán, el Servicio de Movilización y Reclutamiento ha hecho público que, ha recibido “numerosas solicitudes por parte de ciudadanos que se ofrecen como voluntarios para combatir en el frente” ante “la provocación perpetrada por las tropas de Armenia”.

A mediados de julio ya hubo enfrentamientos en esa zona, que separa la región azerí de Tovuz, de la provincia armenia de Tavush. Ésta se ubica cerca de Georgia, a varios cientos de kilómetros de Nagorno-Karabaj. La región está en disputa entre Armenia y Azerbaiyán desde 1988.

Azerbaiyán pretende recuperar su integridad territorial. Armenia defiende los intereses de la autoproclamada república.

Hace cuatro años, en abril de 2016, el conflicto vivió otra escalada de violencia, pero se logró pactar un alto el fuego. Pese a ello, se siguen registrando enfrentamientos esporádicos en la zona fronteriza.

En 1994 se constituyó el llamado Grupo de Minsk para impulsar una solución negociada del conflicto. Dicho organismo lo copresididen Estados Unidos, Rusia y Francia. Además incluye a Alemania, Bielorrusia, Finlandia, Italia, Suecia y Turquía, así como a Armenia y Azerbaiyán, y la troika de la OSCE, los países que representan la Presidencia de turno, la anterior y la siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.