Arde la catedral de Notre Dame

Arde la catedral de Notre Dame

No hay riesgo de que la torre norte se derumbe.
La catedral de Notre Dame de París, uno de los monumentos más emblemáticos de la capital de Francia, comenzó a arder a las 18:50 de la tarde de ayer. La torre Aguja del templo se derrumbó al poco. “Todo está siendo devorado por las llamas. No quedará nada de la estructura, que data del siglo XIX de un lado y del XIII del otro”, declaraba entonces André Finot, portavoz de la catedral. Se ha abierto una investigación pero todo apunta a que el incendio está relacionado con la obras que se estaban llevando a cabo en el tejado del edificio.

A lo largo de la tarde, la situación fue controlándose hasta el punto de que el riesgo de derrumbe de la torre norte desaparecía. Según los bomberos, si en hora y media no se controlaba, caería. Entre tanto, la isla de la Cité fue parcialmente evacuada y se suspendó el servicio de bateaux-mouches, los barcos turísticos que recorren el Sena. También se pusieron a salvo la túnica de San Luis y la Corona de Espinas, informó el Rector de Notre Dame.

En la tarde de ayer, mientras los bomberos trataban de controlar las llamas, Emmanuel Grégorie, el adjunto a Anne Hidalgo, alcaldesa de la capital francesa, dijo a un canal de televisión que se dio “prioridad a asegurar los alrededores para proteger a los turistas y vecinos de los riesgos de derrumbe”. En paralelo se inició “una misión particular para intentar salvar todas las obras de arte”, comentó. “No tengo palabras lo suficientemente fuertes para exprimir el dolor que siento frente a Notre-Dame devorada por las llamas. Notre-Dame es París, es toda su historia”, declaraba horas después Hidalgo a France 2.

Emmanuel Macron, presidente francés, suspendió su intervención televisada en la que iba a dar respuesta a las reivindicaciones de los chalecos amarillos ante la gravedad del suceso. Escribió en Twitter: “Notre-Dame de París presa de las llamas. Emoción de toda una nación. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche por ver que esta parte de nosotros arde”.

Las reacciones nacionales e internacionales han sido numerosas. “La UNESCO sigue de cerca la situación y estará junto a Francia para salvaguardar y rehabilitar este patrimonio inestimable”, decía Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO, a través de la misma red social. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno de España, también utilizaba Twitter: “Siguiendo con preocupación las informaciones que nos llegan desde París sobre el incendio de Notre-Dame, una de las catedrales más bellas del mundo. Una triste noticia para nuestra historia y nuestro patrimonio cultural universal”.

Angela Merkel, canciller alemana, ha manifestado su dolor por el incendio y se ha referido a Notre Dame como “un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea”. Por su lado, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha escrito en Twitter: “Tan terrible ver el inmenso incendio en la catedral de Notre Dame en París. A lo mejor, se podrían emplear aviones cisterna para apagarlo. ¡Hay que actuar rápido!”. Melania Trump, la primera dama estadounidense, también ha enviado un mensaje en esta red social diciendo: “Mi corazón se parte por la gente de París tras ver el fuego en la catedral de Notre Dame. Rezando por la seguridad de todo el mundo”.

Cabe precisar que si un hidroavión soltara toneladas de agua sobre un edificio de estas características podría provocar el hundimiento de su estructura. De ahí que se hayan empleado cañones de agua y que los bomberos hayan tenido que ascender desde el interior de la catedral, a pesar de las muchas dificultades que han encontrado los más de 400 efectivos de este cuerpo.

El templo es uno de los edificios más emblemáticos de París. Empezó a construirse en 1163 y tardó casi dos siglos en culminarse, en concreto en 1345. Se encuentra en la isla de la Cité, en el río Sena. Es una de las joyas de la arquitectura gótica y el monumento más visitado de Francia, con 12 millones de visitantes en 2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *