Arde Grecia

Arde Grecia

Grecia sufre una ola de calor sin precedentes que está provocando numerosos incendios que asolan el país. Arde Grecia ante el estupor de ciudadanos que tienen que abandonar sus casas y ver cómo se juegan la vida los bomberos del país heleno.

Ochenta y un incendios, ni más ni menos, asolan la cuna de la civilización occidental. El sur del Peloponeso es testigo de cómo se borran sus bosques del mapa. Las islas de Kos y Evia son pasto de las llamas. Sólo la humedad está siendo el único aliado natural de los griegos.

A tan solo 20 kilómetros de Atenas, los residentes de las poblaciones afectadas por el fuego han abandonado sus casas. Más de medio millar de bomberos trabajan arriesgando sus vidas con el fin de sofocar devastadores incendios que crecen con el tiempo.

Y es que la principal causa de los incendios del este del Mediterráneo se debe a la brutal ola de calor que asola estas latitudes. Además, al norte de Grecia ha habido poblaciones que han experimentado récords que han superado los 47 grados.

El cambio climático, a su vez, es el factor principal por el que se producen puntas de temperatura, olas de calor, inesperadas. La subida de la temperatura media es directamente proporcional al aumento del número de días con riesgo extremo de incendios.

Turquía es otra área donde se están cebando los incendios de forma desproporcionada. Las evacuaciones de las áreas turísticas de Antalya y Bodrum han sembrado de minutos los telediarios otomanos. La estadística sume en la depresión a cualquier persona sensible: más de cien mil hectáreas arden en Turquía en lo que va de año.

España también está en el punto de mira. Sólo en lo que va de año ha habido dos mil incendios llevándose por delante treinta mil hectáreas. Pero lo peor, dicen, está por llegar: España es el otro lugar donde la ola de calor puede cebarse durante las próximas semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.