Aprobadas las ayudas del Perte español del vehículo eléctrico

Aprobadas las ayudas del Perte español del vehículo eléctrico

Bruselas dio luz verde este jueves a las ayudas de 3.000 de euros para el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte).

El mecanismo de Recuperación y Resiliencia (RRF) financia este plan del vehículo eléctrico y conectado. Según la Comisión Europea, las ayudas servirán para la investigación, el desarrollo y la innovación.

Asimismo, para las medidas de protección medioambiental y de eficiencia energética de las empresas de la cadena de valor de estos vehículos.

Así, se acelerará la transición hacia una movilidad sostenible y conectada “sin distorsionar indebidamente la competencia”.

La convocatoria del Perte del vehículo eléctrico y conectado se publicará antes de fin de año. Cuenta con una inversión prevista de 24.000 millones de euros entre 2021 y 2023.

De ese monto total, la contribución pública será de 4.300 millones, a la vez que el Gobierno cuenta con movilizar inversiones privadas para el resto. Es decir, los otros 19.700 millones de euros.

El objetivo es crear el ecosistema preciso para fabricar vehículos eléctricos y conectados a la red, convirtiendo a España en el hub de electromovilidad europeo.

Estas ayudas del Perte se concederán por un proceso de selección competitivo y por subvenciones directas. Asimismo, mediante préstamos preferentes en condiciones favorables.

Un 40% de las empresas que se acojan al Perte deberán ser pymes

Se abren a consorcios de empresas establecidas en España o fuera de territorio español. Así, cada consorcio incluirá empresas activas en diferentes sectores vinculados a los vehículos eléctricos y conectados. Al menos el 40% de los socios tendrán que ser pequeñas y medianas empresas.

Por su lado, Margrethe Vestager, vicepresidenta comunitaria responsable de Competencia, se ha referido a este proyecto. “Este plan español de 3.000 millones de euros contribuirá a hacer posible una cadena de valor innovadora y sostenible para los vehículos eléctricos”, señaló.

Según comentó, está “en consonancia con las normas sobre ayudas estatales y los objetivos del Pacto Verde Europeo”.

También Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo, quiso destacar la importancia del Perte. “Este proyecto es una oportunidad histórica de convertir la fabricación del vehículo eléctrico y conectado en un proyecto tractor”. Un plan “que refuerce la industria de automoción en todo el país”, añadió.

Y es que el Gobierno español prevé que el Perte creará 140.000 puestos de trabajo y contribuirá al PIB con entre el 1% y el 1,7%. Asimismo, se espera que en 2023 se alcance la cifra de 250.000 vehículos eléctricos matriculados y entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.