Antonio Miguel Carmona da un baño de Economía y se mofa de Juan Ramón Rallo y Eduardo Inda

Antonio Miguel Carmona da un baño de Economía y se mofa de Juan Ramón Rallo y Eduardo Inda

El profesor de Economía Antonio Miguel Carmona dejó sin respuesta al jurista Juan Ramón Rallo y al periodista Eduardo Inda.

En el debate sobre la situación de los agricultores españoles el abogado Juan Ramón Rallo apenas habló. Antonio Miguel Carmona comenzó explicando cómo determinados precios de los alimentos se multiplican por cuatro, cinco o seis desde el origen. Para Rallo, quien no es economista, “no existe ningún problema porque los intermediarios apenas tienen márgenes”.

Esta aseveración se encontró con el estupor de varios agricultores presentes en el programa. Carmona le dejó sin palabras (casi no habló el resto de la noche), al recordarle que no se trataba de valores añadidos.

La intervención de Eduardo Inda fue peor. El periodista confundió dumping con el problema de costes de los agricultores. Inda vino a decir que los agricultores perdían porque querían. Fue interrumpido varias veces por Antonio Miguel Carmona quien, tras darle un repaso al periodista, le señaló: “Inda, tú como economista no tienes precio, debes ser doctor en Ciencias del Mar”.

Las intervenciones de los agricultores, de Angélica Rubio, de José Carlos Díez y del resto de contertulios le dieron la razón a Carmona.

Resulta verdaderamente sorprendente que El Confidencial recoja la noticia al revés, poniendo como si el jurista Juan Ramón Rallo hubiera dado una lección a a Antonio Miguel Carmona, noticia fake, ¡firmada por el propio Juan Ramón Rallo!

Carmona demostró que los hipermercados venden a pérdidas

El profesor de Economía demostró, con una cuenta de explotación en la mano, cómo los grandes hipermercados venden a pérdidas para bajar los precios, dañando a los agricultores. Compensan estas pérdidas “con beneficios financieros que obtienen en los mercados financieros colocando los ingresos que cobran al contado mientras pagan a 180 días a los proveedores”.

Visiblemente nervioso Juan Ramón Rallo, confundió cada parte de una cuenta de explotación. Carmona se lo explicó y, sin embargo, Rallo le espetó que no puede haber beneficios financieros cuando los tipos están al cero por ciento (confundiendo el euribor con los tipos de la renta fija). Carmona cerró el debate señalando que estas empresas han comprado bonos de Estados Unidos al 1,76%.

Baño del profesor de Economía, Antonio Miguel Carmona, al periodista Eduardo Inda y al jurista Juan Ramón Rallo.

2 thoughts on “Antonio Miguel Carmona da un baño de Economía y se mofa de Juan Ramón Rallo y Eduardo Inda”

  1. Vaya sorpresa grata, por fin , parece que Carmona toma el camino del pensamiento critico de argumentos interesadamente tergiversados. Es posible que nunca hubiera abandonado este camino ; pero los precarios medios informativos y los pudientes grandes medios ” desinformativos ” de masas, ponian unos minimos decibelios, evitando que la gran mayoria social recibiera el oportuno eco.
    Hay que desear que apostar por caballo perdedor , no ha tenido repercusion, en lo personal ; produciendo paralisis en su acepcion de detencion de actividad politica/economica. Hasta el mismo ” caballo sevillano ” se ha vuelto devoto .
    Muy bueno para este periodico y sus lector@s, acoger ” asiduamente” las oportunas intervenciones/opiniones de Carmona. .La frecuencia seguro que se agradecera en este medio informativos . Asi como una eficiente potenciacion de calidad periodistica y remunerativa, que sin duda merecen la labor de los afanosos trabajadores de este medio.

  2. He visto el debate completo de casi una hora de duración y de baño nada de nada, especialmente en lo referido a Rallo, quien además de jurista es doctor en economía. Sus argumentos son siempre bastante contundentes y casi nunca rebatidos. Además querer asociar su silencio o poca participación en la tertulia a escasez de argumentos resulta bastante pueril, pues es de sobra conocido su escrupuloso respeto a los turnos de palabra y nunca suele interrumpir a otros participantes, al contrario que otros que pretenden silenciar al rival cuando no tienen argumentos que debatir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *