Anoche se produjo el esperado encuentro entre Felipe VI y Quim Torra

Anoche se produjo el esperado encuentro entre Felipe VI y Quim Torra

Finalmente, el president asistió a la inauguración de los Juegos del Mediterráneo.
Apenas hubo conversación. Compartió palco con el rey y le entregó un libro con fotografías sobre el 1-O. Tras cuatro días de vaivenes entre los separatistas y los organizadores del evento por parte del Govern, Quim Torra asistió al acto inaugural y escenificó la ruptura con la Casa del Rey. “Hoy era necesario fijar una posición de país”, dijo a los manifestantes de las organizaciones independentistas ANC y Òmnium Cultural que protestaban por la presencia del jefe del Estado.
Felipe VI y el president estuvieron separados por Pedro Sánchez, mientras que Carles riera, diputado de la CUP exhibía una pancarta con el lema “libertad presos políticos”. Previo a ese encuentro, Torra había hecho al mediodía una declaración institucional en la que dijo que se había dado margen al rey para que “reflexionara o, como mínimo, quisiera escuchar”. Justificó su presencia en la ceremonia de inauguración porque “sin el Govern los Juegos no se habrían hecho”. “Tarragona es nuestra casa”, sostuvo, “y la presencia del rey no condicionará nuestras decisiones. En Cataluña mandamos los catalanes”.
En su intervención anunció que ningún miembro de su gobierno participará en actos convocados por la Casa Real y que no invitará a Felipe VI a ningún evento de la Generalitat. Cabe destacar que la mayoría de los actos en los que coincidieron un presidente y el rey en los últimos años fueron organizados por terceros.
No obstante, las palabras de Torra encontraron respuesta por parte del Gobierno central. Isabel Celaá, portavoz del Ejecutivo, dijo en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros que “si la Generalitat no desea tener al rey y decide no invitarlo, no será un problema para el rey, que no recibe ningún menoscabo, pero sí lo es para Cataluña”.
La ministra portavoz se refirió entonces a la declaración institucional del 3 de octubre del año pasado en la que avaló la decisión de impedir por la fuerza el referéndum que el Tribunal Constitucional había declarado ilegal. “Felipe VI reafirmó el poder de las instituciones españolas”. A juicio de Celaá, la decisión del president “significa que la Generalitat no representa a la totalidad de Cataluña”.

del evento por parte del Govern, Quim Torra asistió al acto inaugural y escenificó la ruptura con la Casa del Rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.