Amnistía Internacional denuncia secuestros en Rusia

Amnistía Internacional denuncia secuestros en Rusia

Un investigador que trabaja para la ONG fue secuestrado en Ingushetia.
Según publicó ayer Reuters, Oleg Kozlovski, un investigador que realiza trabajos para Amnistía Internacional, fue secuestrado a punta de pistola en Ingushetia, Rusia. él lo denunció ante el Comité de Seguridad el pasado 9 de octubre, pero las autoridades todavía no han respondido. Así lo relativo a la agencia el pasado día 11 pero no se ha publicado hasta ayer para que su familia y él puedan mejorar su seguridad.

Contó que él había llegado el día 5 a la región rusa con el fin de investigar la libertad de reunión en el marco de las protestas que hay en este territorio debido al intercambio de tierras con Chechenia.

Al día siguiente, le avisaron de que uno de los líderes de las manifestaciones quería hablar con él. De camino, varios hombres con los rostros cubiertos interceptaron el vehículo y “una de estas personas me obligó a bajar la cabeza, sacó una pistola y me la puso en la nuca, diciendo que me dispararía”, relató.

A continuación, le trasladaron a otro coche y dos hombres le quitaron el teléfono y le golpearon mientras le interrogaban para saber quién era y a qué se dedicaba. Con las manos atadas a la espalda y bajo amenazas, bajó del vehículo en campo abierto. Le habían puesto algo en las manos, por lo que sospechó que querían hacer un montaje para una denuncia por posesión de drogas o armas. Luego, fue obligado a desnudarse, amenazado con que si no trabajaba como informante de la policia para casos de este mismo, publicarían sus imágenes desnudo.

Según contó, él se negó y ante esto sus captores le volvieron a poner en el suelo, “de nuevo con la pistola detrás de la cabeza, y me dijeron que rezase. Me avisaron de que, si le contaba algo de esto a alguien, matarían a mis hijos”. A excepción del teléfono y la cámara, recuperó sus pertenencias y fueron al hotel, desde donde los secuestradores le llevaron al aeropuerto y tomó un avión con destino a Moscú. Tenía una costilla rota.

Kozlovski ha declarado que está “seguro de que, si quieren, las autoridades rusas podrían encontrarlos”. “Por supuesto, no sé si es su deseo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.