Álvarez de Toledo considera que los movimientos #MeToo afectan negativamente a la mujer.

Cayetana Álvarez de Toledo: “El PP se abstendría si Pedro Sánchez se hace una lobotomía”

Cayetana Álvarez de Toledo, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, ha considerado que movimientos como el #MeToo que denuncian el acoso sexual, se han «radicalizado» convirtiéndose en «vengativos, mojigatos y tratan a las mujeres como menores de edad».
De este modo lo ha manifestado la portavoz de los ‘populares’ en el Congreso, tras conocerse que el tenor Plácido Domingo haya sido acusado de acoso por varias mujeres. «Son movimientos que se han ido radicalizando, son vengativos, mojigatos, y que nos limitan a las mujeres», ha apuntado.
Considera que estas campañas «tratan a las mujeres como menores de edad». «Y yo no quiero. Somos responsables, libres y tomamos nuestras propias decisiones. Ése es el enfoque que hay que dar a las mujeres y a las niñas para que crezcan fuertes y capaces de afrontar los desafíos de la sociedad contemporánea».
Por este motivo, ha criticado a Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno en funciones, por el hecho de identificar feminismo con socialismo, puesto que ella cree que «las mujeres no se consideran víctimas de nacimiento, ni quieren que los políticos las traten como menores de edad y con condescendencia infinita». «Durante muchos años los hombres hablaron en nombre de las mujeres y luchamos para evitarlo, y ahora resulta que tenemos que aceptar que otras mujeres hablen en nuestro nombre. Yo no acepto que hablen en mi nombre ni un hombre ni una mujer».
Según considera, «hay una determinada izquierda que pretende dar a entender que la violencia de género, de pareja, es un crimen político, ideológico, y que detrás de ese crimen hay una ideología que sería el heteropatriarcado capitalista, que sería la derecha».
«Y yo dijo no, la derecha no mata mujeres. La violencia en las parejas, contra las mujeres, de género, no tiene detrás una organización machista, de hombres que se dedican a matar a mujeres, una organización de derechas, un mundo de derechas que está organizado para intentar eliminar a las mujeres».
Álvarez de Toledo ha recalcado que la lectura que se hace desde la izquierda «es una radical falsedad» además de «una perversión total del problema, que no ayuda a resolverlo». «Puede ayudar a la izquierda a movilizar determinados sectores y en algunos momentos intentar criminalizar a la derecha, pero no ayuda a resolver el problema y no ayuda a las mujeres al final. Una vez más nos utilizan en una guerra política, pero no nos ayudan, más bien todo lo contrario».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.