Alma Guillermoprieto, premio Princesa de Asturias 2018

Alma Guillermoprieto, premio Princesa de Asturias 2018

En la categoría de Comunicación y Humanidades, “por representar los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea”.
Cuatro décadas de periodismo avalan la carrera de Alma Guillermoprieto, cuatro décadas que el jurado del Premio Princesa de Asturias en la modalidad de Comunicación y Humanidades 2018 reconoce por su “larga trayectoria profesional y su profundo conocimiento de la compleja realidad de Iberoamérica” a través de una “escritura clara, rotunda y comprometida, que representa los mejores valores del periodismo en la sociedad contemporánea”, con la que ha tendido “puentes en todo el continente americano”.
Así explican los miembros del jurado las razones por las que otorgan este galardón a la periodista mexicana, que se tropezó con el periodismo casi por casualidad. Hace 40 años vivía en Nueva York y trabajaba como traductora simultánea. En plena eclosión del sandinismo quiso viajar a Nicaragua, pero “no tenía cómo financiarme el viaje, así que conseguí que un reportero británico me contratara como traductora. Mi intención era solo ir a ver, pero al día siguiente me llamaron de The Guardian para pedirme una nota. Así, por accidente, llegué al periodismo y ya no he parado”. Guillermoprieto, además de en el periódico que la vio nacer como periodista, ha trabajado para el Washington Post y el The New Yorker, además de colaborar para El País, la revista mexicana Nexos y la colombiana Gatopardo. también ha publicado libros de crónicas, como La Habana en un espejo o Al pie del volcán te escribo. Desde hace cinco años vive en Bogotá y recientemente publicó en National Geographic un reportaje sobre el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC.

Reconocimiento a la necesidad del periodismo
Para la mexicana este galardón es el “reconocimiento a la necesidad del oficio”, ahora que “el periodismo atraviesa un momento muy interesante: persisten las causas que hacen que nos sintamos pesimistas, pero también hay razones para el optimismo gracias a las generaciones más jóvenes y adaptadas a Internet”, por lo que asegura que la profesión sobrevivirá. “Nunca estudié en ninguna carrera y mucho menos la de periodismo”, explica. “A mí me tocó traducir una cultura a otra y este esfuerzo me obligó a ser clara, a asegurarme que lo que escribía se entendía. Muchas veces, los periodistas dan por hecho demasiadas cosas que en ocasiones no llegan al lector”.
Alma Guillermoprieto se convierte, así, en la tercera mujer en conseguir el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, después de la filósofa María Zambrano, en 1981, y la fotógrafa Annie Leibovitz, en 2013. En 2017 se reconoció toda su trayectoria al concedérsele el Premio Ortega y Gasset. También recibió el Premio María Moors Cabot en 1990 y el Premio McArthur en 1995, año en que pasó a formar parte de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano fundada por Gabriel García Márquez. Ex bailarina, es miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias.

1 thought on “Alma Guillermoprieto, premio Princesa de Asturias 2018”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.