Alerta roja por nevadas en la mitad norte

En especial serán más intensas en Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra.
Hasta medio metro de nieve podría acumularse en los próximos días a causa de las nevadas abundantes, el viento frío polar y el descenso térmico, que afecta, desde ayer y hasta el domingo, a buena parte de la Península Ibérica, en especial Asturias, Cantabria, País Vasco y Navarra. La Agencia Estatal de Meteorología, Aemet, informó que un frente frío recorre desde ayer la Península y Baleares, de oeste a este, y que será seguido de una masa de aire frío, húmedo e inestable con vientos de componente norte. A ello se une un segundo frente, que llegará el sábado, también con aire frío e inestable y vientos del norte.
La Cordillera Cantábrica será la más afectada por las precipitaciones y las acumulaciones de nieve, por lo que se activa la alerta roja de riesgo extremo. “Bajarán las temperaturas y la cota de nieve, por lo que las precipitaciones en muchas zonas serán en forma de nevada”, ha señalado Delia Gutiérrez, portavoz adjunta de AEMET. Con esta primera ola de frío, se producirá un descenso generalizado de las temperaturas en la Península y Baleares, con heladas en gran parte del interior y con descenso de la cota de nieve entre 400 y 600 metros en la mitad norte peninsular. El viento contribuirá a aumentar la sensación de frío.

Acumulación de nieve en las comunidades cantábricas
Se podrán alcanzar los 50 centímetros de nieve en zonas altas de Asturias y Cantabria, por encima de 900 a 1.000 metros. En el interior de estas dos comunidades y, puntualmente, en País Vasco y Navarra, podrán acumularse más de 20 centímetros por encima de 500 a 600 metros. Por tanto, el tercio norte y el este peninsular son las zonas con mayor probabilidad de precipitaciones. En el Mediterráneo y en Baleares, éstas no serán de nieve, mientras que se salvan la mitad oeste de Andalucía y Extremadura, ha indicado la portavoz. La certeza para hoy, mañana y el sábado es muy alta, y a partir del domingo y el lunes será algo más incierto, aunque se mantendrá la situación de frío y la cota de nieve más baja aún.
A partir el domingo se podrán producir, de nuevo, intensas nevadas en las comunidades cantábricas, pero también en la vertiente norte de Pirineos, norte de Castilla y León, sistema Central e Ibérico e interior del sureste peninsular. No obstante, la certeza sobre esta situación atmosférica baja a partir del lunes, aunque, según la AEMET, y con los datos actuales, a principios de la semana próxima habrá bajas presiones en el Mediterráneo occidental que traerán la entrada de aire del noreste continental, muy frío y menos húmedo, con lo que las temperaturas podrían bajar aún más, aunque las precipitaciones serían menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.