Alemania imputa a un exguardia nazi el asesinato de 17.000 judíos

Mausoleo en el campo de concentración de Majdanek, donde se guardan las cenizas de todos los incinerados.

Los hechos de los que se le acusa tuvieron lugar el 3 de noviembre de 1943.

Un hombre de 96 años, antiguo guarda de un campo de concentración nazi, ha sido imputado por la Fiscalía de Frankfurt por ser cómplice del asesinato de más de 17.000 judíos. La Fiscalía alemana afirma que “de acuerdo con las pruebas disponibles, el acusado sabía de la crueldad de los asesinatos en masa que estaban teniendo lugar, al igual que todos los demás miembros de las SS en el campo”. Por aquel entonces, el guarda tenía 22 años y, ahora, ha sido acusado oficialmente de haber encerrado a miles de prisioneros en el campo de concentración de Majdanek.
Según la Fiscalía, el sospechoso jugó un papel fundamental en las ejecuciones del 3 de noviembre de 1943, conocidas como” Erntefest” o Festival de la Cosecha. Después de haber sido obligados a cavar sus propias tumbas, más de 17.000 prisioneros judíos fueron ejecutados.
La Justicia alemana sigue intentando juzgar a todos los responsables del Holocausto antes de que mueran por su ya avanzada edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.