Alemania deja de crecer

Alemania deja de crecer

En los tres últimos meses del pasado año, la economía de Alemania dejó de crecer. En cambio, en el tercer trimestre el crecimiento fue del 0,2%, una décima por encima de lo previsto en un principio.

Así, la Oficina Federal de Estadística (Destatis) ha informado que el crecimiento para el conjunto del ejercicio pasado fue del 0,6%. Con ello, aunque en ese último trimestre de 2019 haya dejado de crecer, la expansión continúa su ritmo.

Comparado con los últimos tres meses de 2018, la expansión del PIB de Alemania en tasa interanual fue del 0,3%. En el tercer trimestre se situó en el 1,1%. Debido al ajuste en precio y calendario, el ritmo de crecimiento ha sido del 0,4%, mientras que en los tres meses precedentes fue del 0,6%.

La oficina de estadística alemana apunta en su informe que los datos de crecimiento del trimestre muestran “señales mixtas” acerca de la demanda doméstica.

Explica que “después de un tercer trimestre muy fuerte, el gasto en consumo final de los hogares y el Gobierno se ralentizó de forma ostensible”.

La economía alemana no había hecho más que crecer, aunque a un ritmo cada vez menor. Con los datos del cuarto trimestre se constata el estancamiento y el cese de la expansión.

Por otro lado, bajó de manera importante la formación bruta de capital fijo en maquinaria, así como el equipamiento. En cambio, sí se incrementó la formación de capital fijo en la construcción.

Por último, el cómo ha evolucionado la balanza comercial ha resultado el freno de la actividad en ese cuarto trimestre del año 2019. Las exportaciones cayeron levemente en relación a los tres meses anteriores, a la vez que las importaciones se incrementaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *