Albert Rivera amenaza al PSOE de Andalucía

Albert Rivera amenaza al PSOE de Andalucía

Sigue la misma estrategia que cuando la dimisión de Mariano Rajoy con la moción de censura cerca.
La formación naranja advierte al PSOE de Susana Díaz que está dispuesto a romper por unos incumplimientos que se produjeron en 2015.

“Es muy sencillo. Si la voluntad del Gobierno andaluz es cumplir su palabra, se agotará la legislatura hasta el último día y no habrá problemas. Pero el pacto hay que cumplirlo, y quien no lo está haciendo es Susana Díaz”, ha dicho Albert Rivera en Córdoba, después de que su líder en Andalucía, Juan Marín, haya roto el pacto virtualmente, esperando su respuesta.

“Si Díaz no cumple, tomaremos decisiones”, ha argumentado Marín. Ya se había pronunciado anteriormente diciendo: “El PSOE nos ha dicho hoy que no tiene ninguna voluntad de cumplir con la regeneración democrática que firmó en el acuerdo”. Este hecho puede adelantar las elecciones andaluzas de marzo de 2019 a este otoño.

La excusa que alude C’s es el incumplimiento de medidas de regeneración como la reforma de la ley electoral, supresión de aforamientos, limitación de mandatos o la eliminación de puertas giratorias.

“Cualquiera que se da la mano y firma un contrato sabe que tienen que cumplir las dos partes. Nosotros cumplimos el pacto apoyando la investidura de Díaz. No vamos a perder más tiempo. El PSOE debe entender que tiene que cumplir”, ha exigido Rivera.

El líder de la formación naranja en Andalucía presentará a su ejecutiva nacional un informe del grado de cumplimiento existente en el pacto. Rivera se muestra confiado pero ha viajado hasta la región rodeado de su núcleo duro con la posibilidad de anunciar la ruptura del pacto.

Hace unos meses, en cambio, en Ciudadanos estaban satisfechos con la evolución del cumplimiento. Sin embargo, ahora, con la legislatura casi agotada, la estrategia del partido de Rivera pasa por desvincularse del PSOE para evitar comparaciones en los comicios. Sobre todo, en las posibles repercusiones de caso de los EREs.

En la formación naranja manejan estadísticas que en Andalucía les situarían por encima del PP, tras haber sido nombrado Casado presidente, y, si las elecciones se adelantasen, les evitaría coger oxígeno a los populares. Su escenario sería quedar segundos y sumar fuerzas con el PP andaluz y desplazar al PSOE de la Junta.

Para poder alcanzar sus objetivos, el partido de Rivera rehúye de la reanudación de juicio oral del caso de los EREs y de la trama de la Faffe.

Para ellos, el resultado en Andalucía es muy significativo tanto en las municipales como en las autonómicas de 2019, ya que puede suponer un arrastre, tanto para bien como para mal.

Apuestan por elecciones anticipadas. Ello lo muestra el hecho de convocar primarias en julio y perfilar ya los cabezas de lista. El siguiente paso es romper con el PSOE para evitar ataduras y poder atacarlo directamente y evitar ese ataque al PP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.