Aumentan los repuntes y contagios de forma alarmante

Aumentan los repuntes y contagios de forma alarmante

Los repuntes y contagios de coronavirus se han generalizado en los últimos días, afectando a 30 de las 52 provincias españolas. Se han diagnosticado 2.076 casos con fecha conocida de inicio de síntomas en los últimos siete días, 6.435 en las dos últimas semanas. Siguiendo ese criterio, la incidencia acumulada resulta de 4,41 y de 13,68, respectivamente.

Así las cosas, la cifra total de diagnosticados en la última semana asciende a 10.990, y hasta 17.842 en los últimos 14 días. La incidencia acumulada se situaba en 23,37 y 37,94, respectivamente. Puede que estemos a las puertas de la segunda oleada.

Desde que comenzó la epidemia en España, han dado positivo 272.421 personas, 922 este jueves y 971 el miércoles, según datos del Ministerio de Sanidad.

La comunidad autónoma más afectada por los repuntes sigue siendo Aragón, con 298 casos, seguida de Cataluña (133) y la Comunidad de Madrid (107). Navarra ha notificado 93 positivos nuevos, mientras que en Andalucía se han diagnosticado 70. El País Vasco, 49, a la vez que la Comunidad Valenciana informa de 40 en la jornada del viernes. 38 en Murcia. Ceuta y Melilla vuelven a ser las dos únicas que ni anteayer ni el viernes comunicaron nuevos contagios.

20 se registraron en Galicia, 18 en Castilla-La Mancha, 17 en Castilla y León, 11 en Baleares, 9 en Cantabria, 8 en Canarias, 5 en Extremadura, 4 en La Rioja y 2 en Asturias.

De los 126.315 pacientes que necesitaron hospitalización desde el comienzo de la epidemia en España, la cifra en los últimos 7 días asciende a 327. Asimismo, del total de 11.743 que necesitaron entrar en las UCIs, 14 casos se dieron en la última semana. En ese mismo período han perdido la vida 10 personas, elevando el número total de fallecidos a 28.432.

Los repuntes son habituales después de controlar la primera oleada

Cabe recordar que estas cifras absolutas no son comparables con las registradas en los meses de marzo y abril. Ahora, la detección es mucho mejor y los porcentajes, más altos de los que realmente se están produciendo. Cabe deducir que la proporción de casos graves será menor.

La cuestión es que hay que estar muy vigilantes con los repuntes. Si el virus “entra en las residencias de mayores o se extiende en personas vulnerables, por supuesto, aumentarán los casos graves”, advierte Ignacio Rosell, experto en salud pública.

Ahora bien, dos factores no son buenos en España. Por un lado, el porcentaje de pruebas PCR que dan positivo. Por otro, el rastreo de contactos.

El caso del primero, el porcentaje ha subido del 1% en junio altos, 6,2% en julio. Estos buenos ya que, si fuera por un incremento en el número de test, la tasa bajaría, pero esto no está sucediendo.

El rastreo es clave para el control de la expansión

Respecto al segundo factor, en junio se identificaban tres contactos por cada contagiado. Ahora, ha aumentado sólo a cuatro. En comunidades como Cataluña, Madrid o Castilla-La Mancha, según datos oficiales, se identifica a un solo contacto por cada positivo diagnosticado. Una de dos: o las cifras son erróneas o simplemente no se está haciendo rastreo.

“La mayoría de las comunidades no han preparado bien sus programas de seguimiento de infectados y sus contactos. La idea de estar confinados también era darles tiempo. Muchas no han hecho los deberes”, critica Helena Legido-Quigley, profesora asociada de la London School of Hygiene and Tropical Medicine.

“No entiendo cómo el Gobierno ha dejado pasar de fase a las comunidades sin tener estos sistemas preparados”, añade. Esto era de lo primero que debía desarrollarse adecuadamente. Se trata de “seguir a los contactos de personas infectadas, hacer test, aislarlos y hacer un seguimiento. Los países asiáticos lo han hecho desde el principio de la pandemia”, incide.

Mientras que en Alemania hay un rastreador por cada 4.000 habitantes, en muchas comunidades hay menos de uno por cada 10.000.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.