Adiós, Messi, adiós

Adiós, Messi, adiós

Hace casi 17 años desde que Lionel Messi debutó en el primer equipo del FC Barcelona. El pasado 26 de mayo fue el último partido con la camiseta blaugrana.

En contra de todo lo que jugador y club han venido sosteniendo, este jueves el Barça anunciaba que el astro argentino no seguiría.

“A pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el Barcelona y Leo Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo contrato en el día de hoy, no se podrá formalizar debido a obstáculos económicos y estructurales”, rezaba un comunicado del club.

Messi había regresado de vacaciones este miércoles y confiaba en haber firmado su nuevo contrato horas después. Finalmente, según su entorno, ha quedado en shock al conocer que el Barça se desliga de él. Por ahora, no se ha pronunciado.

“Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del club”, insistía el Barça en el comunicado.

Este viernes, Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, explicó las razones en rueda de prensa convocada expresamente para ello.

La imposibilidad de cumplir con el Finantial Fair Play y la normativa de LaLiga al respecto de las finanzas de los clubes están detrás de que Messi diga definitivamente adiós. No por voluntad propia, sino porque el Barça no puede permitírselo.

El propio Laporta lo ha explicado. La deuda del club impide que cumplan con los criterios establecidos ya que sus gastos son el 110% más que los ingresos. Eso con el salario del astro argentino, pero sin él, tampoco tiene margen salarial.

¿Quién puede pujar por Messi?

Se abre un escenario incierto para el futbolista rosarino. Hace poco había descartado la posibilidad de marchar al Manchester City de Guardiola. También descartó al Paris Sant-Germain de Pochettino.

No obstante, hace unos días se reunió con varios jugadores del PSG que trataron de convencerle. Ahora, y viendo que el técnico del equipo francés lo vería con buenos ojos, en las próximas jornadas puede que se despeje la incógnita.

La operación sería compleja por las mismas razones que el Barça no ha podido retener al máximo goleador en la historia del club. Pero es más plausible porque puede vender a jugadores con un alto valor en el mercado.

La operación se llama Kylian Mbappé. No quiere renovar, le queda un año de contrato y quiere salir de la escuadra gala para ir al Real Madrid. Si todo cuadra, en el Parque de los Príncipes se verá un equipazo, con Sergio Ramos y Messi juntos. ¿Quién lo iba a decir?

De la trayectoria de Messi en el Barça, ¿qué se puede decir que no se sepa ya? Ha batido todos los récords del club: máximo goleador, el jugador que más veces ha vestido la camiseta blaugrana y con ella enfundada lo ha ganado todo.

Hace un año amagó con irse

Hace casi un año anunció su marcha, tras un claro enfrentamiento con Josep Bartomeu, entonces presidente del club. Después de una batalla legal que no llegó a los tribunales, el rosarino decidió quedarse. Se podría ir libre nueve meses después.

Con la vuelta de Laporta a la presidencia del club, la cosa cambió y ambas partes expresaron su mutua intención de alcanzar un acuerdo. El último, tras las negociaciones, era seguir jugando dos años, pero el Barça le pagaba en cinco.

Otra opción consistía también en un contrato de cinco años. En el primero la ficha de Messi sería claramente baja para que el club pudiera cumplir con la normativa. Luego vendrían dos años con una fuerte subida, para terminar con otros dos volviendo a ser un salario bajo.

Sea como fuere, el acuerdo era total. Al final, Javier Tebas, presidente de la LaLiga, ha impuesto su criterio y no permite al FC Barcelona salirse ni un milímetro de la norma.

Messi dice adiós y el Barça llora su marcha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.