Adiós, Blanca, te queremos

Adiós, Blanca, te queremos

Ayer, en la zona del Pico de La Peñota, se encontró el cuerpo sin vida de Blanca Fernández Ochoa, ex esquiadora y medallista olímpica. Llevaba desaparecida desde el 23 de agosto. Fue un guardia civil que estaba de libranza quien, tratando de ayudar en la búsqueda con su perro, halló el cadáver de una mujer que, según los investigadores, presentaba varios traumatismos compatibles con una caída.

Posteriormente, después de llegar la Policía Científica, quedó identificado el cuerpo como el de Blanca Fernández Ochoa. El testimonio de un vecino, que contó a la Policía que había visto a la medallista y que le había dicho que se iba al Pico de La Peñota de Cercedilla, puso en esta pista a los agentes.

Alrededor de 200 policías y guardias civiles, además de 150 voluntarios, participaron en la búsqueda de la ex esquiadora peinando la zona. Se recorrieron las rutas que ella solía transitar y se llegaron a utilizar drones para alcanzar los lugares de difícil acceso. Incluso, participaron agentes del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil con el objetivo de buscar en zonas de agua, como el embalse de Navacerrada.

Hacía unos días que se había localizado su coche, un Mercedes clase A, en un aparcamiento en el Parque Natural de las Dehesas. La Policía confirmó que llevaba allí desde el 25 de agosto y que el día anterior Blanca había estado en un centro comercial de Pozuelo. En el vehículo se encontró su bolso con la documentación.

Nacida en Madrid el 22 de abril de 1963, con 11 años se trasladó a un centro de entrenamiento en el Valle de Arán, entrando a formar parte del Equipo de Promesas en 1974. Ganó cuatro pruebas de la Copa del Mundo y en los Juegos de Albertville 92 logró el bronce en eslalon, convirtiéndose en la primera mujer en conseguir una medalla olímpica para España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.