Acusan falsamente a los socialistas austriacos de financiar difamaciones sobre sus adversarios

Las acusaciones se producen pocos días antes de las elecciones generales en Austria.
El Partido Socialdemócrata de Austria ha sido acusado de financiar dos sitios web de teorías conspiratorias para desacreditar a Sebastian Kurz, ministro de centroderecha y favorito en las encuestas. Las páginas de Facebook a las que hacen referencia las acusaciones, son de corte xenófobo y antisemita y promueven historias falsas acerca del candidato del Partido Popular Austríaco, para erosionar su imagen.
Una de estas páginas, “La Verdad sobre Sebastian Kurz”, con 16.000 seguidores, publicaba imágenes retocadas por ordenador y vídeos acusando al candidato de estar preparando en secreto el terreno para la llegada de una nueva ola inmigratoria proveniente de los países islámicos, así como de ser parte de la red del especulador financiero húngaro-estadounidense George Soros.
Otra, llamada “Para Sebastian Kurz”, se hacía pasar por una web creado por seguidores del candidato del Partido Popular Austríaco, pero publicaba contenido polémico, como un sondeo sobre si el gobierno debería cerrar la frontera en el Paso del Brennero, dando lugar al rumor de que algunas ONG estarían amenazando con permitir a miles de inmigrantes cruzar de Italia a Austria.
Kurz lidera los sondeos por un margen importante y se prevé que, se convertirá en canciller después de las elecciones del 15 de octubre.
La revista de investigación periodística Profil publicó que estas páginas no fueron creadas por activistas de derecha, sino por un exasesor del actual canciller Christian Kern, del Partido Socialdemócrata de Austria, quien contrató a Tal Silberstein, un asesor político de origen israelí, por 400.000 euros para planificar su campaña electoral. Sin embargo, Silberstein fue despedido del equipo del canciller el 14 de agosto tras ser investigado por supuesto lavado de dinero en Israel. Los medios austríacos dicen que el equipo de Silberstein siguió operando los sitios web después de que el partido rompiera con él.
En Austria, con un sistema pluripartidista y representación proporcional, hacer campaña difamatoria siempre ha sido tabú. Kern afirma que no sabía nada de estas páginas de Facebook, calificándolas de «inmorales e increíblemente estúpidas».
Una tercera página, “La Verdad sobre Christian Kern”, ataca al actual canciller, aunque un analista de redes sociales afirmó que es improbable que esta página fuera dirigida por las mismas personas que las otras dos. Ya en julio, el partido de Kurz había pedido a Facebook que borrara publicaciones de ambas páginas, pero ninguna de ellas fue dada de baja hasta aparecer en la prensa. Hasta ahora, Facebook no ha hecho comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.