El acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos abre una esperanza para la paz

El acuerdo entre Israel y Emiratos Árabes Unidos abre una esperanza para la paz

Con este acuerdo, Israel se compromete a no anexionarse los territorios de Cisjordania que ya tenía reservados para extender su soberanía.

La publicación del acuerdo se produce después de que un misil Israelí alcanzara “de forma accidental” una escuela de Naciones Unidas en Gaza.

El compromiso adquirido con los Emiratos Árabes Unidos ha contado con la mediación de la Administración de los Estados Unidos. Precisamente el presidente norteamericano, Donald Trump, ha calificado de “histórico” el acuerdo a través de su cuenta de Twitter.

Trump ha señalado tratarse de “algo muy importante” solo comparable con los acuerdos de paz entre Israel y Jordania en 1994. También que con el acuerdo firmado Benjamin Netanyahu y Mohamed bin Zayed, el príncipe heredero emiratí, son ahora “amigos”.

Ambos países “intercambiarán embajadas e iniciarán la cooperación en áreas como turismo, educación, sanidad, comercio y seguridad”. Y animó al resto de países árabes a seguir el ejemplo de EAU “para un Oriente Próximo más seguro y próspero”.

Sin embargo, de madrugada, un misil lanzado por el ejército de Israel, contra objetivos de Hamás en la Franja de Gaza, alcanzaba una escuela gestionada por Naciones Unidas para los Refugiados (UNRAWA).

Un portavoz militar israelí ha confirmado a la agencia de noticias alemana DPA que durante la operación “un edificio escolar fue dañado de forma accidental”. Y que el suceso “se está investigando”.

Naciones Unidas también ha confirmado el bombardeo, si bien ha matizado que “los informes indican que el artefacto no ha explotado”. Aún así, los estudiantes no han podido entrar en sus clases hasta evaluar los daños.

Naciones Unidas ha anunciado que “abrirá una investigación” y con los informes en la mano notificará el ataque “a los actores clave” e iniciará una petición de “rendición de cuentas”.

El acuerdo con Israel es una agresión y traición a Jerusalén

En Palestina, el acuerdo entre Israel y EAU ha supuesto un ejemplo de “agresión” y “traición a Jerusalén”, en palabras de Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina. Hamás habla de “puñalada por la espalda” e Irán califica el acuerdo de “locura estratégica”.

Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente Abbas, ha resaltado que el acuerdo entre Israel y EAU supone “un golpe a la iniciativa árabe de paz y a las decisiones de las cumbres árabes islámicas”. También, que se trata de una “traición a la mezquita de Al Aksa”

Rudeina considera que “Ni EAU, ni ninguna otra parte, tiene derecho a hablar en nombre del pueblo palestino”. Así, ha sentenciado que Organización para la Liberación de Palestina (OLP) “es el único representante legítimo del pueblo palestino”.

Asimismo, que todos los líderes palestinos han rechazado toda relación con una congelación de los “ilegales” planes de anexión de Israel en zonas de Cisjordania.

Por su parte, Riyad al Maiki, ministro de Exteriores palestino, ha anunciado que el embajador palestino en la capital emiratí “ha sido llamado a consultas” a raíz del acuerdo.

Turquía e Irán consideran el acuerdo como un “acto de hipocresía”. Sin embargo, otros países de la región, como Jordania, Bahréin o Egipto lo ven positivo. También lo ven así varios países europeos, del mismo modo que Naciones Unidas.

Unión Europea

La Unión Europea ve “muy positivo” el acuerdo, aunque considera que Israel debe dar un paso adelante y “desechar el proyecto de anexión definitivamente”.

Josep Borrell, Alto Comisionado Europeo de Política Exterior, ha manifestado, que el acuerdo “beneficia a ambos países y es importante para la estabilidad regional”.

El jefe de la diplomacia europea ha afirmado que la UE espera que se puedan “retomar las negociaciones israelo-palestinas, sobre la solución de dos estados, basada en parámetros internacionales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.