Acoso a Lula en Brasil

Se ratifica su condena por unanimidad de los tres jueces que revisaron su sentencia.
Lula da Silva, ex presidente de Brasil, ha visto cómo los tres jueces de la segunda instancia que revisaron ayer su condena de nueve años de cárcel emitida contra él en julio del año pasado, ratificaban su sentencia por unanimidad. El ex presidente de Brasil, el más popular y candidato favorito a las elecciones generales de octubre, fue acusado de aceptar un apartamento en una playa de São Paulo como regalo de una empresa que hacía negocios con el Gobierno que el presidió entre 2003 y 2010. Lula defiende su inocencia y asegura que es una conspiración de las élites brasileñas para que no vuelva al poder la izquierda en Brasil. Otros muchos piensan como él y entienden que este juicio tiene tintes políticos para juzgar la personalidad y la honestidad del referente de la izquierda de toda América Latina. Aún hay instancias a las que recurrir, pero la ratificación unánime de la condena sitúa a Lula en el peor de los escenarios, ya que tendrá menos opciones de recurso.
La consecuencia más destacada de estratificación es que a Lula le quedan menos recursos para intentar ganar tiempo y llegar a las elecciones, ya que podría dificultar sé su candidatura e incluso dejarle inhabilitado. Lula quiere presentarse como candidato a las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre y las encuestas le dan como favorito muy destacado por encima de los demás. El Partido de los Trabajadores ha emitido un comunicado en el que reafirman que Lula sigue siendo su candidato, calificando el juicio como una farsa judicial y cerrando filas en torno al expresidente brasileño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.