Abascal dice que hay que echar a la deriva a las pateras

Abascal dice que hay que echar a la deriva a las pateras

Santiago Abascal, líder de Vox, ha responsabilizado al Gobierno de hacer un llamamiento a los inmigrantes, lo que ha llevado a que en Canarias la situación cobre “tintes de inversión por sus números”.

A su vez, exigido al Ejecutivo que utilice todos los mecanismos para frenar la situación migratoria y que la Armada de tenga las parcelas antes de que entren en aguas españolas.

Abascal ha hecho estas declaraciones después de asistir a la manifestación ‘Salvemos el turismo’ en Puerto Rico, en Mogan. Esta movilización estaba convocada por colectivos del municipio que piden sacar a los migrantes de los complejos turísticos en los que están alojados.

El líder de extrema derecha quiso estar en dicha movilización para “darles voz. Para representa su sentir, para decir que al final es a las personas más sencillas, es a los trabajadores a quien más está afectando a la inmigración ilegal”.

A su vez, criticó, “los políticos, los poderosos, todos aquellos que han contribuido al efecto llamada, no tienen que padecer la consecuencia que la inmigración ilegal tiene sobre la seguridad, sobre la convivencia, sobre los distintos conflictos, sobre la propia prosperidad, que hoy está suponiendo un drama”, en la comunidad canaria.

Al respecto, Abascal señaló que Canarias “se desangra por culpa de la inmigración ilegal a la que han llamado insistentemente los políticos de todos los partidos, produciendo un efecto llamada que hay que detener”.

Insistió en la necesidad de que el Estado ponga “todos los mecanismos para detener, de una vez por todas, la inmigración ilegal”. Algo que “ha llegado porque se les ha llamado”.

Según Abascal, lo migrantes no son los culpables

Así, no culpa a los inmigrantes, si no “a los políticos españoles, los políticos europeos”. De ellos dice que “les llaman”, “les hacen jugarse la vida en los mares”, “les prometen un falso paraíso” que no es posible ofrecer.

En esa línea, hizo hincapié en que el “deber de cualquier Estado es proteger en primer lugar a sus nacionales”. “la inmigración debe ser regulada en función de la economía nacional y de la capacidad de adaptación de los inmigrantes”, insistió.

De eso, dijo, saben mucho en Canarias, acogiendo “a las verdaderos refugiados, aquellos hermanos venezolanos que huyen de la tiranía de Maduro”.

Por ello, exigió “deportaciones inmediatas” de quienes entren ilegalmente. A su vez, que se lance el “mensaje nítido en África de que todo el que entre” en España “jamás podrá ser regularizado”.

Además exige que el Estado “utilice todos los medios a su alcance, también el control marítimo con la Armada para detener” las embarcaciones. Que sean devueltos a Marruecos, Argelia o Mauritania para que asuman la “presión internacional porque no cumplen con los convenios internacionales de salvamento marítimo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.