A Johnson no lo quieren en Escocia

A Johnson no lo quieren en Escocia

Boris Johnson, primer ministro de Reino Unido, ha sido objeto de abucheos cuando ha llegado a Edimburgo para reunirse con Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia.

Johnson, cuando subía por la escalera para encontrarse con Sturgeon y posar para los periodistas, ha recibido gritos y abucheos, como ejemplo del rechazo debido a sus planes para sacar adelante el Brexit.

La ministra principal de Escocia ha criticado que la economía puede resultar dañada en caso de que salgan adelante los planes de Reino Unido para salir de Bruselas. Precisamente en Escocia, cuando se celebró el referéndum, la mayoría de la ciudadanía votó a favor que seguir en la UE.

Antes de llegar a Escocia, el primer ministro británico, había desvelado que pretende llegar a un “acuerdo de libre comercio” con Bruselas como inicio de las relaciones entre Reino Unido y la UE cuando se haya materializado el Brexit.

Johnson ha incidido desde Faslane (Escocia) en que “el Acuerdo de Retirada está muerto”, aunque “hay margen para un nuevo acuerdo” que excluya el backstop.

El obstáculo principal para que se dé luz verde, por parte del Parlamento, al Brexit negociado por Theresa May, ex primera ministra británica, y Bruselas es el backstop, es decir, el plan negociado por las partes para que no se produzca una frontera dura en el Úlster tras la salida.

Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, ratificó al actual primer ministro británico, en la conversación mantenida telefónicamente una vez fue oficial su nombramiento como primer ministro, que el acuerdo de divorcio actual es el “mejor y el único posible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *