El primer ministro australiano prohíbe que sus ministros practiquen sexo

Se añade esta medida después de saberse que el viceprimer ministro va ser padre de un hijo con su ex asesora de prensa.
En una rueda de prensa extraordinaria, Malcolm Turnbull, primer ministro de Australia, anunció ayer que se prohíben formalmente las relaciones sexuales de ministros con subalternos, un nuevo punto del código de conducta ministerial después de conocerse que Barnaby Joyce tuvo un romance con una asistente a la que dejó embarazada. “Hoy añadir a las normas una disposición clara e inequívoca: los ministros, sin importar si son casados o solteros, no pueden mantener relaciones personales con el personal. Hacerlo constituirá una violación de las normas”, a la vez de criticar duramente a Joyce por el “terrible dolor y humillación” causado a su esposa y cuatro hijos. El líder del Partido Liberal, en el Gobierno, dijo en su intervención que no estaba ahí para “predicar moral”, pero quiso aclarar que “es inaceptable en 2018 que los ministros tengan relaciones sexuales con alguien que trabaja para ellos. Los tiempos han cambiado y la gente espera que los políticos del ejemplo”. Para el primer ministro, en relación al romance que Joyce, de 50 años, mantiene como su ex asesora de prensa Vikky Campion, de 33, lo considera “un error de juicio contraproducente”. “Nos ha horrorizado a todos”, a la vez de expresar su apoyo a la familia de su número dos.
Joyce es el líder del Partido Nacional, aliado del Partido Liberal, y hace dos meses se separó de su esposa Natalie Abberfield, después de 25 años de matrimonio y cuatro hijas. Es católico practicante y fue uno de los defensores de los valores de la familia durante la campaña para legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo. Su relación con Campion y la ruptura de su matrimonio han sido cuestionadas por algunos miembros de su partido, porque han dañado la imagen de su formación, que representa al sector conservador y rural. El Senado, con el apoyo del Partido Laborista y el Partido Verde, ha aprobado una moción simbólica contra él.
Turnbull viajará la semana que viene a Estados Unidos para reunirse en Washington con Donald Trump; Julie Bishop, ministra de Asuntos Exteriores, viajará con él, por lo que Mathias Cormann, líder del Senado, ejercerá las funciones de primer ministro, ya que Joyce se tomará un descanso durante esa semana. El viceprimer ministro podría ser cesado, pero eso haría peligrar la coalición gobernante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.