Junqueras propone una presidencia virtual

Se trataría de combinar una presidencia de la Generalitat simbólica con otra efectiva.
La intención de Oriol Junqueras no es otra que la de sugerir al expresident que reconsidere su intención de volver a ser investido. “La cuestión es si el Parlament puede investir a un diputado electo. Ahí radica un principio democrático elemental”. Así se ha explicado Junqueras, desde la cárcel a través de sus abogados, en una entrevista con diario16.com. En definitiva, el diputado electo y presidente de ERC reconoce que la situación de bloqueo de la política catalana y la prohibición del Constitucional a Puigdemont deben llevar a que se hagan nuevos planteamientos. “Las circunstancias pueden obligar o impedir que esa presidencia sea efectiva, y que se deba combinar una presidencia legítima, aunque simbólica, con una ejecutiva”, dijo. Sin embargo, la ley de la Presidencia de la Generalitat no contempla ese escenario, no contempla una dualidad entre una presidencia simbólica y efectiva, pero sí admite el nombramiento de un consejero primero una especie de vicepresidente del Gobierno catalán, con carácter ejecutivo, que ya ocuparon en su día Artur Mas, siendo Jordi Pujol president y Josep Lluís Carod-Rovira y Josep Bargalló durante el tripartito.
Respecto a la posibilidad de que sea él quien presida la Generalitat desde la cárcel de Estremera, Junqueras reconoce que las dificultades son similares a las de ocupar la presidencia desde Bruselas. “La prisión tiene muchas limitaciones. Vendría a ser lo mismo”. A su vez, reconociendo que en ocasiones discrepa de los planteamientos de Puigdemont, respeta sus posiciones, y, si bien admite que la estrategia electoral de Junts per Catalunya impidió su victoria dentro del bloque independentista, su formación obtuvo un gran resultado y que “lala victoria del independentismo y la derrota del 155 no se explica sin Esquerra”, a lo que añadió, defendiendo su actuación después de la declaración de independencia, que “duele la prisión preventiva, jamás he rehuido dar la cara”, otro disimulado mensaje para Puigdemont.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.