Vuelve a abrir la oficina de la Generalitat en Bruselas

El Gobierno ordenó su cierre porque se iban a reunir allí Roger Torrent y Carles Puigdemont.
La oficina de la Generalitat en Bruselas era la única delegación del Gobierno catalán en el exterior que el Ejecutivo central no cerró después de aplicar el artículo 155, aunque sí cesó a su delegado y nombró a la actual delegada, bajo el control de Exteriores mediante la Representación Permanente de España ante la Unión Europea. La delegación catalana iba a ser el punto de reunión, el pasado miércoles, entre Roger Torrent, presidente del Parlament, y Carles Puigdemont, candidato de Junts per Catalunya a la investidura. Ante esto, el Gobierno ordenó que no se permitiera la entrada del ex presidente catalán ni de ninguno de los exconsejeros huidos en Bélgica y que se desconvocara la rueda de prensa prevista. Igualmente, dio la orden de cerrar la oficina “hasta nueva orden” porque esa convocatoria no estaba autorizada. En la mañana de ese miércoles, Joan María Piqué, portavoz de Puigdemont, entró en la oficina y, poco después, salió a informar a los medios de que la cita cambiaba de lugar, así como que estudiarían acciones legales a tomar por ese veto, al que calificó de “indigno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.