28 de abril, el PSOE contra todos

28 de abril, el PSOE contra todos

Pedro Sánchez: “Dentro de la Constitución, todo; fuera de la Constitución, nada”.
En rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, anunció ayer la convocatoria de elecciones generales para el 28 de abril. Tras plantearse la disyuntiva de seguir “gobernando con unos presupuestos, que no son los nuestros, y que incumplen las exigencias sociales que necesita nuestro país, o bien creer, como creo, que España no tiene un minuto que perder”, poniendo la confianza en que su derrota parlamentaria se torne en una “victoria social”.

Repasó los casi nueve meses de gobierno, con un Ejecutivo formado por “personas capaces, referentes sociales e internacionales” en sus ámbitos, ha dejado evidente que lo que quiere hacer en el país es consolidar el crecimiento económico, siendo respetuosos con el medio ambiente y creando empleo digno, tratando de reconstruir el Estado de bienestar, redistribuyendo la riqueza y reforzando las instituciones. A su juicio, ha ejercido la política de forma “noble, ejemplar y limpia”.

Tras enumerar los logros y también los bloqueos, defendió la legitimidad constitucional de la moción de censura que lo aupó a la Presidencia, del mismo modo que, al hablar de las comunidades autónomas, recordó la lealtad con la que los socialistas actuaron junto al Ejecutivo de Mariano Rajoy cuando fue necesario. Así, criticaba a la oposición conservadora por no prestar el mismo apoyo y la misma lealtad, no al Gobierno, sino al Estado.

Sánchez sostuvo que “dentro de la Constitución y la legalidad, estamos dispuestos a hablar, a dialogar y a encontrar una solución. Dentro de la Constitución, todo; fuera de la Constitución, nada”, enfatizó en un claro mensaje, sin mencionarlos, a los independentistas, que han contribuido a tumbar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado junto a las derechas de PP y Ciudadanos. “Eso lo han sabido todos y cada uno de los gobiernos autonómicos y lo sabe también la oposición”, dejó claro.

Con todo, y después de enumerar las leyes que han sido bloqueadas por la oposición en las instituciones, a pesar de existir mayoría en la Cámara Baja, bloqueo llevado a cabo por el “filibusterismo parlamentario del Partido Popular y de Ciudadanos que contaban con una mayoría en la Mesa del Congreso”, garantizó la subida de las pensiones, del Salario Mínimo Interprofesional y el de los funcionarios, amén de otras medidas que ya fueron aprobadas, bien por el trámite parlamentario, bien por real decreto, como la recuperación de la sanidad universal o el Pacto de Estado contra la violencia de género.

Al no salir adelante las Cuentas públicas, las más sociales después de siete años de parálisis, y ante la disyuntiva de “no hacer nada y continuar sin unos presupuestos o convocar y dar la palabra a los españoles, elijo la segunda”, subrayó.

Antes, reprochaba a los independentistas catalanes que contribuyeran a tumbar el proyecto presupuestario y los desafió a explicar a los desempleados de más de 52 años en Cataluña que a causa de su empecinamiento en negociar la autodeterminación se quedarán sin recuperar su derecho al subsidio de desempleo.

También que expliquen a las mujeres que cuidan a sus familiares dependientes que el estado no podrá volver a pagar sus cotizaciones a la Seguridad Social por ese trabajo.

“España debe continuar avanzando, debe continuar progresando, desde la tolerancia y el respeto, desde la moderación y el sentido común”, significó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.