Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
21
AGO
2014
 Suscribirse al boletínSUSCRÍBETE: Introduce tu correo: 
Diario Progresista
Ir a la PortadaNACIONAL|INTERNACIONAL|ECONOMÍA|SOCIEDAD|ANDALUCÍA|CASTILLA Y LEÓN|OPINIÓN Suscribirse al boletínSuscríbete vía RSSSíguenos en TwitterSíguenos en FacebookSíguenos en Linkedin


¿Quiénes son los responsables de Bankia? (2/2)

LUNES, 28 DE MAYO DE 2012
ANTONIO MIGUEL CARMONA Sígueme
Enviar a un amigo Comparte esta noticia en Facebook Comparte esta noticia en Twitter Comparte en Tuenti Añadir a menéame RSS
Los únicos que tendrán en Bankia su patrimonio y liquidez asegurado son los depositantes, los ahorradores de cuentas corrientes y de ahorro. Los accionistas, sin embargo, perderán casi todo su valor y, peor aún, los madrileños, todos los madrileños, habremos perdido -porque era nuestra-, una entidad con siglos de vida.

Los madrileños están representados por patronal, sindicatos, organizaciones y partidos, en el Consejo y son los dirigentes elegidos por el Partido Popular, la inmensa mayoría altos cargos de esta organización, quienes gestionan y son responsables del futuro, tanto de Cajamadrid, como de Bancaja, BFA y Bankia.

Decíamos ayer que todo comenzó con la desastrosa gestión de Blesa (amigo íntimo de Aznar), gestión que explicábamos profusamente ayer. Aguirre trató de tumbar al presidente saliente quien, también de forma inopinada se aferró al cargo sujeto al apoyo que le ofrecía Alberto Ruíz-Gallardón.

La batalla en el seno de Cajamadrid desestabilizó la entidad y la mantuvo sin rumbo fijo, salvo el que le marcaban las mareas, hasta la presentación de toda una serie de nombres que pretendían presidir la entidad. Ignacio González (Aguirre) se convirtió en el primer candidato, pero, un acuerdo de última hora entre Rajoy y Aguirre elevó a quien creó la burbuja inmobiliaria en España, Rodrigo Rato, a presidir la entidad.

La situación verdaderamente catastrófica de la entidad llevó a Rato (PP), y a sus colaboradores (PP), a esforzarse por sacar la entidad adelante. Lo que no sabíamos es que nos mentían en las cifras, que no le decían la verdad al Consejo de Administración, tal como señaló la auditora Deloitte.

Sobrevaloraron en 3.500 millones los activos inmobiliarios y anotaron una partida de 2.500 millones en el activo correspondiente a créditos fiscales futuros, algo así como comprar un billete de lotería por 20 euros y en vez de anotarlo en el activo por su valor de compra, poner el valor que obtendríamos si nos tocara.

En varias conversaciones le comenté a Rodrigo Rato la necesidad de provisionar aún más, dada la sobrevaloración de los activos, dándome éste la razón en ese momento y, posteriormente, semanas más tarde (dos de mayo de 2012).

Ante la delicada situación, mentiras de por medio, comenzó el pánico. Algunos, de forma equivocada, decidieron sacar sus ahorros de la entidad, y, ésta, desde su dirección general nos pidió, al menos al que escribe, colaborar en señalar que hubo cosas que se trataron de hacer bien y que la situación estaba controlada, pidiendo a varios economistas que escribiéramos defendiendo el futuro de la entidad.

Una de las mayores falsedades a los madrileños, a sus representantes en el consejo, por parte de los gestores (PP), a sabiendas de su administración tutelante (Aguirre), ha sido decir hace tres meses que Bankia tenía unos beneficios de 305 millones de euros y hace un par de días reconocer que habían mentido, que lo que eran beneficios eran pérdidas por valor de 3.000 millones de euros. ¡Muy grande es la mentira!

Po este motivo, con la única responsabilidad de los gestores del PP, quienes curiosamente impiden al Gobernador del Banco de España comparecer, el Gobierno de la Nación ha tenido que inyectar 19.000 millones de euros a los que se les añaden los 4.500 anteriores, protegiendo los ahorros de los depositantes (no hay que preocuparse), diluyendo el valor de los inversores (accionistas) y hurtando Cajamadrid del patrimonio de todos y cada uno de los madrileños.

 



     VOLVER A LA PORTADA


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Un derroche valenciano

María Antonia

La conjura populista

¿Qué hacer?

ÚLTIMA HORA
Robo de datos de 4,5 millones de pacientes norteamericanos

Robo de datos de 4,5 millones de pacientes norteamericanos

U2 confirma su intención de publicar un nuevo álbum este año

U2 confirma su intención de publicar un nuevo álbum este año

Más de 100.000 refugiados necesitan ayuda humanitaria en la región de Zakho

Más de 100.000 refugiados necesitan ayuda humanitaria en la región de Zakho

Yahya Ould Hademine es nombrado nuevo primer ministro de Mauritania

Yahya Ould Hademine es nombrado nuevo primer ministro de Mauritania

Embrión de pacto socialistas-socialdemócratas en Brasil

Embrión de pacto socialistas-socialdemócratas en Brasil

Grupo Ulysse
Cursos Fundaciób Socialdemócratas

La isla de las palabras desordenadas
INICIO     NACIONAL     INTERNACIONAL     ECONOMÍA     SOCIEDAD     OPINIÓN     |     FACEBOOK     TWITTER     RSS
Quiénes somos   |   Contacto   |   Publicidad   |   Política de privacidad   |   Política de cookies
Diario Progresista es una publicación digital independiente comprometida con la defensa de los derechos humanos y la extensión de los valores democráticos en nuestra sociedad.

Todos los materiales de la web son propiedad de sus respectivos creadores intelectuales o de Editora Diario Progresista. Cualquier utilización de los contenidos del portal está sujeta a aprobación previa de la editora. El extracto informativo de las informaciones del Diario está autorizado siempre que se cite la fuente de procedencia. .